Noticias

2020 Mayo 14

El valor de la huerta se hace más visible en la crisis Covid-19

Desde Kutxa Ekogunea pusimos en marcha la red de parques hortícolas Baratze Parke Sarea convencidos de que la puesta en marcha de huertos urbanos es estratégica para alcanzar múltiples objetivos: promover la horticultura ecológica y de autoconsumo; promover el trabajo y la gestión comunitaria y la convivencia entre distintos colectivos; propiciar que personas de todas las edades tengan un contacto directo con la tierra; crear y ampliar espacios verdes y promover el ocio activo y sostenible; crear espacios naturales para el euskara y poner en valor la diversidad cultural y lingüística existente; impulsar el consumo de productos locales, ecológicos y de temporada; y acercar la cultura agrícola a pueblos y ciudades y disminuir la brecha entre el mundo rural y urbano.

En esta situación creada por el Covid-19, estamos viendo con más claridad si cabe lo importante que es conservar la biodiversidad, cuidar la tierra y potenciar el contacto con la naturaleza.  Expertos de la comunidad científica afirman que la principal medida preventiva contra el Covid-19 y otras pandemias es la preservación de los ecosistemas y la biodiversidad, y nuestra red Baratze Parke Sarea también responde a este objetivo.

En esta línea queremos compartir con vosotros lo que estamos escuchando y leyendo en estas últimas semanas:

  • El manifiesto por una Economía Ecológica en la Euskal Herria Post-Covid19 impulsado por una parte de la comunidad científica y académica vasca en el que proponen entre una de las cinco líneas estratégicas, transformar el sistema agrícola y alimentario, avanzar en la soberanía alimentaria basada en la agroecología y proteger el derecho a una alimentación saludable y nutritiva adecuada.
    Podemos afirmar que, en este camino, toda persona que practique la horticultura ecológica de autoconsumo en una pequeña parcela de la red BPS, optará también por los productos de temporada y autóctonos a la hora de completar su cesta, fomentando la economía de los baserritarras.
     
  • En la misma línea, el  ecólogo Fernando Valladares Ros, en una interesante entrevista publicada en el diario BERRIA el pasado 9 de mayo, destaca que una de las claves para reducir el riesgo de las pandemias del futuro es preservar la salud de los ecosistemas naturales y, por tanto, cambiar nuestra relación con la naturaleza.
     
  • Si ampliamos aún más nuestra mirada, parece que el movimiento de huertos urbanos está creciendo a nivel mundial. En esta situación de Covid-19, por ejemplo, en EE.UU. se está produciendo un incremento real en la horticultura doméstica de autoconsumo y, más allá de la pandemia, se ha reforzado el movimiento social a favor de los huertos urbanos Cooperative Gardens. Para más ejemplos y detalles internacionales os proponemos el interesante artículo Huertopía, recientemente publicado en el Diario de Madrid.