Baso-eskola

Baso-eskola es un modelo educativo que se desarrolla en la naturaleza. Niños y niñas juegan, investigan y aprenden en el bosque o en un medio natural, y los adultos juegan allí el papel de observadores, ayudando a los menores, pero no conduciéndolos. En Kutxa Ekogunea comenzamos a pilotar el proyecto Baso-eskola en el año 2016, conscientes de la necesidad de aumentar la relación de los niños y niñas con la naturaleza. El modelo se enmarca dentro de la misión de Kutxa Ekogunea y tiene un doble objetivo: por un lado, incidir positivamente en el desarrollo integral del niño/a, aprovechando los beneficios que ofrece la naturaleza; y por otro, proteger específicamente la propia naturaleza y la biodiversidad, ya que los niños/as participantes y toda la comunidad escolar adquirirán conciencia medioambiental. Las principales características de Baso-eskola son:

  • La naturaleza se convierte en un espacio de aprendizaje.
  • Es un modelo dirigido principalmente a niños y niñas de Educación Infantil y Primaria.
  • Los contenidos educativos están basados en el curriculum oficial y la propia naturaleza es el recurso didáctico más importante.
  • Es habitual que el juego libre sea la metodología principal de aprendizaje, porque se considera el método natural para que niños y niñas aprendan.
  • En cuanto al entorno, lo que se propone es un espacio natural próximo a la escuela.
  • Finalmente, se fomenta el diálogo a todos los niveles: entre el alumnado, entre el profesorado, entre alumnos y profesores, y también con los padres y madres. Esta pedagogía de la escucha activa es básica para concienciarse de los intereses y virtudes de los niños y niñas mientras se da un desarrollo emocional e intelectual.

BASO-ESKOLA: MÁS DETALLES

Baso-eskola también se ha definido como un "proceso de inspiración que permite a niños y niñas adquirir confianza aprendiendo en un medio natural". Es, por tanto, una entidad tanto pedagógica como física. El bosque se convierte en una herramienta para trabajar la independencia y la autoestima de los niños/as y los contenidos que se trabajan son los incluidos en el currículo. Además, la naturaleza también puede ser utilizada para el aprendizaje de conceptos más abstractos, como las matemáticas, la comunicación o, cómo no, la emergencia climática. Precisamente, queremos que sea un modelo para reforzar el compromiso con la sostenibilidad entre los agentes del sistema escolar, y para ello consideramos imprescindible formar al profesorado para educar en la naturaleza y, sobre todo, para que la emergencia climática impregne el currículo de forma transversal y no mediante acciones puntuales.

Los niños y niñas de los países desarrollados pasan cada vez menos tiempo en la calle y su tiempo de juego libre también es limitado. Esto implica problemas físicos (alergias, problemas de visión, retrasos en la motricidad, …), psíquicos (estrés, depresión, …) así como cognitivos (hiperactividad, síndrome de baja atención, ...). Para hacer frente a esta preocupación, se han empezado a desarrollar modelos educativos más verdes en muchos países, pero todavía en nuestro país son pocos los centros que impulsan este tipo de educación y la mayoría además se sitúan fuera del sistema. En este contexto, Kutxa Ekogunea veía necesario realizar un estudio sobre el desarrollo de Baso-eskola en la escuela homologada de Guipúzcoa y poner todo lo aprendido de esta experiencia al alcance de todos los sistemas escolares, conformando con el tiempo una red y convirtiéndose en un punto de encuentro para la red.

Surgió en Dinamarca en los años 50 la primera escuela de este modelo. Actualmente tienen más de 300 escuelas y son conocidas como “Skov-Skole”(Bosque-Escuela). Posteriormente, el modelo se fue extendiendo a los países vecinos; por ejemplo, el primero se abrió en Alemania a finales de los años 60, y se conocen como “Waldkindergarten” (“basoko haur eskola”); en la actualidad son más de 800, la mayoría de las cuales son promovidas por el gobierno. En Suecia, la primera escuela de este modelo surgió en la década de los 80 y se conocen con el nombre de I Ur och Skur” (“Vamos fuera, haga lluvia o sol”). En el Reino Unido se desarrollan en la década de los 90, importadas de Dinamarca, y en torno a 2017 atraviesan el océano para llegar a Canadá y Estados Unidos. Actualmente se encuentran también en Asia, Australia y África, convirtiéndose en un movimiento mundial.

Como se ha dicho, en casi cualquier país se pueden encontrar escuelas de este modelo. A nivel estatal, en 2015 abrió sus puertas la primera homologada por Educación, Bosquescuela, en Madrid, pero también hay varias escuelas libres que beben de este modelo. En cuanto a la Comunidad Autónoma Vasca, el Departamento de Educación homologó en 2019 las primeras escuelas con contacto directo y continuo con la naturaleza: Bizilore eskola de Azkoitia, Landabaso eskola de Zalla y Umerri eskola de Berriz. En cuanto a las escuelas libres, son 10 los proyectos que promueven la relación con la naturaleza: Mara-mara (Sopela), Woodlands Nature School (Gatika), Bihotz Inguru Baso-Eskola (Donostia), Haitzuri Hondar Eskola (Sopela), Gutxinaka-gutxinaka (Gasteiz), Zapaburu Eskola (Donostia), Barraskilo Espazioa (Laukiz), Aiurri Montessori (Gasteiz), Montessori Gran Bilbao (Bilbo) eta Zingira Eskola Aktiboa (Orio).

Con el objetivo de acercar las escuelas a la naturaleza iniciamos en 2016 un pilotaje de modelo Baso-eskola con dos escuelas cercanas en el propio Kutxa Ekogunea: Langile Ikastola de Hernani y escuela Amara Berri de Donostia. De dichas escuelas, líneas completas de 4 y 5 años de Educación Infantil, respectivamente, acudieron por turnos durante un año a Kutxa Ekogunea, y a partir del curso 2018-2019 han dado continuidad a la metodología Baso-eskola en su propio centro. Tomando como ejemplo esta experiencia, nuestro objetivo fue extender esta metodología educativa a otras escuelas para que los niños y niñas de todas las escuelas tuvieran la oportunidad de disfrutar de la naturaleza.

Para ello, durante el pilotaje, se creó en Kutxa Ekogunea la Comisión Técnica de Baso-eskola, en la que participaron, entre otros, Ingurugela-CEIDA, Berritzegune y la Universidad del País Vasco. Concretamente, desde el departamento de Didáctica de Matemáticas y Ciencias Experimentales de la UPV/EHU, se realizaron trabajos de investigación con el objetivo de evaluar el pilotaje de Baso-eskola y a continuación se resumen los principales resultados de dicha investigación:

Imagen. Se muestran los resultados medios de los grupos participantes en el pilotaje, recogiendo los indicadores en la escala ECERS (1998). Se recoge la significación estadística con asteriscos: *** P<0.001 eta ** P<0.05

Imagen. Resultados basados en el cuestionario realizado a padres y madres de los niños y niñas participantes en el pilotaje. La mayoría de los progenitores creen que Baso-eskola produjo beneficios en sus hijos/as. : *** P<0.001 eta ** P<0.05

En base a los resultados del pilotaje, comenzamos a extender el modelo Baso-eskola y seguimos trabajando en ello (ver aquí con qué escuelas estamos colaborando). Si quieres que también en vuestra escuela aumente la relación de los niños/as con la naturaleza, ponte en contacto con nosotros, ¡porque te esperamos!

Baso-eskola
sarea

Escuelas de diversas localidades de Guipúzcoa participan en la iniciativa Baso-eskola. ¿Tú también quieres participar?

Más información

Baso-eskola topagunea

Baso-eskola cuenta con un punto de encuentro para el profesorado, alumnado, familias, ayuntamientos y toda la comunidad educativa

Más información

Actividades en el bosque

Aunque el juego libre es la metodología principal, también organizamos actividades guiadas en el bosque ¿quieres conocerlas?

Más información

Formación y asesoría

Aquí encontrarás presentaciones, visitas, cursos, análisis del bosque, vestuario y materiales, investigación....

Más información
 

Boletín de noticias

Suscríbete e infórmate acerca de nuestras actividades